Stop Represión en Extremadura

Imprimir
PDF

Hoy nuevamente, nuestro camarada Rafa ha recibido otra denuncia de la Delegación del Gobierno por ejercer su derecho a manifestarse. Ésta es la tercera denuncia que recibe Rafa en menos de un año de la Delegación del Gobierno en Extremadura,  esta vez de 301 euros, que junto a las anteriores, de 800 y 500 euros acumula  una cuantía de 1600 euros.

Esta vez, el motivo de la denuncia , según la delegación del Gobierno, es la “participación destacada” de Rafa dentro de la manifestación de la Plataforma por la Renta Básica en Extremadura el día 18 de Julio de 2013, “lo cual permite atribuirle la condición de promotor u organizador”. Con esta ridícula afirmación quedan en evidencia nuevamente las claras intenciones de acoso y criminalización al camarada Rafa por parte de la Delegación del Gobierno, que lo utiliza como cabeza de turco cada vez que se realiza algún acto destacado de protesta en Extremadura. Según esta denuncia, el delito de Rafa es haber participado en una manifestación, ¿desde cuándo manifestarse es un delito? Desde que se pone en peligro el statu quo de un sistema en el que la clase subordinada comienza a rechazar el orden social impuesto y toma parte en la lucha de clases para erigirse como el motor de cambio que elimine la desigualdad, la pobreza, la intolerancia, y todas y cada una de las lacras que componen el capitalismo. Es en ese momento  en el que la maquinaria del Estado acelera su aparato represor para imponerse por la fuerza, viendo que sus aparatos ideológicos comienzan a fallar.

A diferencia de la delegación del Gobierno, nosotros si tenemos argumentos de sobra para acusarles a ellos de delincuentes, pues están cometiendo un acto de represión, criminalización y acoso a una persona que no es un terrorista, sino un militante por los derechos civiles y sociales.

Es represión, porque tratan de impedir mediante el miedo y la violencia el ejercicio de derechos legítimos como son el derecho a la libertad de expresión y de manifestación contemplados no solo en su todopoderosa norma suprema , que ni ellos mismos cumplen, sino en la declaración de Derechos Humanos.

Es criminalización, porque pretenden encuadrar a militantes de organizaciones y movimientos sociales de izquierdas en la casilla de delincuentes, para promover el rechazo de la sociedad a los movimientos de cambio, por medio de la manipulación, la mentira y el engaño que llevan a cabo día a día en sus medios de “comunicación”. Informativos en los que no salen los 100.000 parados que tiene Extremadura, ni las 60.000 personas que no tienen ningún tipo de prestación en nuestra tierra, ni se habla del 60% de paro que asola a los jóvenes extremeños, ni los desahucios de viviendas sociales que la Junta decía que iba a paralizar , en fin, donde no muestran la realidad, sino mentiras y adornos para camuflar una situación de pobreza, como la celebración de los premios Ceres , que se financiaron gracias al recorte en colegios de infantil  y primaria.

Es acoso, porque están torturando a una persona inocente a base de multas, persecuciones de la policía en la calle, fotos en periódicos de tirada nacional y amenazas constantes que tienen como consecuencia que Rafa no pueda llevar a cabo una vida normal.

La represión política existe en el Estado español y existe en Extremadura, porque un sistema como el actual que roba y expolia a los sectores populares de la sociedad , mientras que enriquece a los privilegiados, empresarios, banqueros y caciques , provoca que la inconformidad crezca día a día y que la protesta social aumente , y por ello, se dota de gobiernos autoritarios que ejercen mecanismos antidemocráticos, que van desde presentar denuncias sin ningún tipo de argumentación condenando el derecho de manifestación, hasta llenar barrios de antidisturbios para echar a familias enteras de sus casas.

La Unión de Juventudes Comunistas de España en Extremadura afrontaremos esta situación en los juzgados y en las calles. No vamos a permitir que este hostigamiento quede impune, por ello , hacemos un llamamiento a los diferentes movimientos político-sociales de Extremadura y del resto del Estado a apoyar a nuestro camarada Rafa y a cualquier represaliado político.

De la misma manera, hacemos extensible este comunicado de apoyo al compañero de lucha Manuel Cañada, que al igual que Rafa ha recibido esta ridícula denuncia y está siendo víctima de la campaña de criminalización de la Delegación del Gobierno en Extremadura. ¡¡Estamos contigo Manolo!!

NUESTRA LIBERTAD EN SU PUNTO DE MIRA.

LA DERECHA SEÑALA, LA INJUSTICIA ACTÚA.

SOLIDARIDAD CONTRA SUS MENTIRAS. ¡STOP REPRESIÓN!

 

Denuncia de la delegación del Gobierno en Extremadura.

Conjunto de notificaciones recibidas por el camarada Rafa.