Ante la detención de una camarada de la Juventud Comunista

Imprimir
PDF

La mañana del 1 de Mayo, día internacional de la clase trabajadora, mientras acudíamos a participar en las movilizaciones para reivindicar nuestros derechos, para mostrar nuestro rechazo y ganas de combatir contra la crisis de un sistema capitalista que condena a la clase trabajadora a sufrirla y pagarla, ha sido detenida una camarada militante de la UJCE en Madrid, responsable política de Estudiantes de la Juventud Comunista en Madrid, en el marco de las persecuciones políticas contra el estudiantado organizado y movilizado que durante estos pasados años ha luchado contra la reforma neoliberal de la universidad enmascarada bajo el Plan Bolonia, y que los pasados días del 8 al 14 de abril organizó la contracumbre de Ministros y Ministras de educación en Madrid.

 

No era la primera detención que se ha producido. Desde el pasado 23 de abril los cuerpos represores del Estado Español han detenido en total a 6 compañeros y compañeras del movimiento estudiantil de la Comunidad de Madrid, incluida nuestra camarada.

 

No podemos más que denunciar y condenar la campaña de persecución de los y las estudiantes movilizados que se organizan y luchan contra la mercantilización de la educación, contra las reformas neoliberales de la universidad y defienden una universidad pública, gratuita y de calidad.

Acusamos a la polícia y otros cuerpos y fuerzas represoras del Estado como los medios utilizados para reprimir no sólo las ideas, sino a quienes teniendo ideas, se organizan y pretenden hacer realidad sus ideas. Un Estado capitalista que no tolera la disidencia. Un Estado que obedece a los intereses de la burguesía y el capitalismo, reprimiendo a aquellos y aquellas que denuncian que el capitalismo es el verdadero problema de esta sociedad. Un Estado capitalista que bajo la falsa apariencia "democrática" ha implantado las reformas en la universidad de forma totalmente déspota y bajo la imposición antidemocrática, y que ahora detiene y reprime a aquellas y aquellos que no han querido aceptar de forma acrítica esas reformas.

Por todo ello, exigimos el fin de la represión y persecución del movimiento estudiantil, y la absolución de cualquier cargo a todos y todas las detenidas.

NO A LA REPRESIÓN DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

POR LA ABSOLUCIÓN DE TODOS Y TODAS LAS DETENIDAS

POR UN MOVIMIENTO ESTUDIANTIL COMBATIVO Y A LA OFENSIVA